El científico y sus inventos. Parte II

Javier Sala de los Monegros, tras su paso fallido por la ciencia, creó una ONG con el fin de ayudar a la gente más pobre del Tercer Mundo, quiere que no haya diferencias entre este y el mundo desarrollado.

Aprovechando su fama de científico, los contactos que tenía y el fin tan loable que perseguía, pudo conseguir fondos de instancias europeas para hacer una campaña de concienciación en la sociedad española. Recibió una cantidad importante pero aún así era insignificante para tan magno fin.

Como su mente tenía inculcado el cálculo matemático de manera natural, pensó que si esa campaña costaba x, él pagaría x dividido entre 3, por lo que así podría hacer 3 campañas.

Hizo esta propuesta a varias empresas del sector. La buena fe de la iniciativa, y que la crisis estaba haciendo mella, hizo que no hubiera problemas en la rebaja de los honorarios.

Javier estaba consiguiendo el fin principal de la ONG que había fundado: Igualar los paises del Tercer Mundo con los del Primero. Los del Tercer Mundo seguían siendo igual de pobres, y en el Primer Mundo creó unos nuevos pobres, ya que con la bajada de tarifas que proponía fomentó  la caida de sueldos.

Tras darse cuenta en lo que había hecho, Javier decidió hacerse Hare Khrisna aprovechando una incipiente calvicie.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo #microrelato

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s